Conductos de ventilación

conductos de ventilación

En el momento de llevar a cabo una instalación de ventilación es importante tener en cuenta el elemento principal que estará encargado de ser el camino del aire que se desea inyectar en el recinto, ya que los mismos deben realizar el transporte del fluido y conseguir una agradable adaptación al entorno. Los conductos de ventilación son el componente mas sencillo y, a su vez, uno de los primordiales en cualquier tipo de instalación relacionada a un sistema de ventilación. La función primordial radica en realizar el traslado del aire con destino al espacio donde es necesitado. 

Como es de suponer, todos los conductos de ventilación deben estar adecuados teniendo en consideración factores tales como ubicación, objetivo que se desea alcanzar, calidad del aire que se desea inyectar, temperatura promedio, etc. Por ello, hay diversos tipos de estos elementos primordiales de una ventilación, pueden clasificarse ya sea por el diámetro, material de fabricación y si cuentan con un aislamiento o no. Cada uno de estos modelos posee un uso distinto y el proceso de selección por lo general se encuentra condicionado, como en la mayoría de los casos, por la norma que se encuentra actual y vigente. 

Cálculos principales a realizar para seleccionar los conductos de ventilación

Como mencionamos anteriormente, aparte del ventilador, los conductos de ventilación forman parte de los componentes principales que garantizan una buena ventilación, sin embargo, es necesario tener en cuenta que deben realizarse ciertos estudios antes de proceder con la selección de los mismos. Es necesario proceder con los siguientes estudios: 

  • Hallar la velocidad de paso: Esta viene siendo la característica más importante para poder llevar a cabo el correcto dimensionamiento de los conductos de ventilación. Existen velocidades de más de 10 m/s que se consideran altas que no son aconsejables en instalaciones que no sean de uso industrial. Podemos deducir que la velocidad del aire se verá disminuida si el diámetro del conducto es muy grande, por ello este patrón es de suma importancia aparte de que tiene repercusión directa en las perdidas de carga y el ruido de toda la instalación.  
  • Determinar el caudal: Antes de iniciar cualquier actividad relacionada a los conductos de ventilación es primordial hallar el flujo volumétrico (caudal) en cada una de las zonas del espacio donde el aire será destinado. Es posible referenciar una posible velocidad a la que el aire viajara por medio de los conductos si logramos conocer la cantidad de aire que pasa a través de una sección localizada. 
  • Reducir las pérdidas de carga: De igual manera que pasa con el ruido, a mayor velocidad del aire el mismo tendrá mayores problemas para lograr atravesar los conductos de ventilación y superar las pérdidas de carga que ocurren en la instalación. Por lo mismo aquí ocurre un ahorro económico principal que se relaciona al ventilador ya que también, a mayor potencia que consumirá el equipo, se elevaran aun mas todas las pérdidas de carga. 

Aliter tiene los mejores conductos de ventilación para tu negocio

En Aliter podemos realizar todos los estudios anteriormente mencionados, y a su vez llevar a cabo la correcta instalación de los conductos de ventilación y cumplir con todos tus objetivos principales. Estamos comprometidos con tu éxito y a su vez, la conservación del ambiente. Visita nuestra web y conoce más de nuestros servicios.