Consejos para una óptima conservación hortofrutícula

Consejos para una óptima conservación hortofrutícola

El frío industrial es fundamental para mantener las frutas y hortalizas en buenas condiciones. Este procedimiento permite retrasar la maduración y prolongar la vida útil de los alimentos perecederos. Además, reduce considerablemente las pérdidas económicas de los proveedores.

Dentro de este proceso, la conservación es el factor más importante para evitar que los alimentos puedan llegar a ser dañinos para la salud. Cada hortaliza y fruta tiene sus propias cualidades y necesita una forma concreta de conservación. Por ello, es fundamental conocer y controlar las peculiaridades de las distintas variedades y tener una correcta instalación frigorífica, lo que supone un importante reto a nivel industrial.

En primer lugar, hay que diferenciar entre dos tipos de frutas en función de la conservación, maduración propiedades y metabolismo activo:

  • Frutas no climatéricas. Se caracterizan por tener un único punto de maduración. Se tienen que recolectar justo antes de su consumo ya que si se recogen verdes no siguen madurando. Es el caso de la piña, uva, fresa, cítricos, pimiento, berenjena o calabacín.
  • Frutas climatéricas. Tienen dos puntos de maduración, siguen madurando después de su recolecta.  Como la manzana, pera, ciruela, plátano, kiwi, tomate o melocotón. Si se dejan madurar en el árbol, tendrán una pérdida de sabor y nutrientes, por eso la recogida antes de su madurez hace que sean mejor para el consumo.

Para que continúen su madurez una vez recogidas, las frutas climatéricas necesitan frío, por ello lo más habitual es recurrir a cámaras frigoríficas para frutas y hortalizas que cumplan con los siguientes parámetros: Bajas temperatura, humedad relativa alta y correcta ventilación. Con todo ello logramos una óptima maduración y evitamos la pérdida de los nutrientes que estos alimentos nos aportan

  • Bajas temperaturas

Las bajas temperaturas reducen las pérdidas de calidad del producto, y en el caso de los frutos climatéricos, retrasa su maduración. La temperatura necesaria será siempre baja aunque normalmente sin llegar a la congelación, dependiendo de cada fruto deberá estar entre 4 y 10 grados centígrados. Las bajas temperaturas dificultan la aparición de microorganismos y retrasan el envejecimiento de las células. Por otro lado, las temperaturas excesivamente bajas pueden provocar modificaciones en los alimentos.

  • Humedad relativa alta

El control de la humedad relativa es fundamental ya que los frutos pierden agua fácilmente lo que acelera su envejecimiento, las humedades relativas han de ser del 85% e incluso del 95%. Al mismo tiempo debemos tener en cuenta que un exceso de humedad puede provocar una proliferación de mohos.

  • Correcta ventilación

La ventilación es el tercer factor, estrechamente relacionado con los dos anteriores. Durante la maduración, en el caso de los productos climatéricos, se produce etileno que debe ser eliminado del ambiente de la cámara. Además, los frutos consumen oxígeno y es preciso aportar el necesario para mantener un mínimo nivel que evite la fermentación.

refrigeracion industrial hortofruticula

Para una adecuada preservación de frutas y hortalizas, es preciso conocer y controlar las particularidades de las diferentes variedades. Además, hay que contar con una instalación frigorífica que se ajuste a las características del alimento a tratar y a las necesidades del cliente. Los parámetros más importantes a tener en cuenta, son la existencia de baja temperatura, humedad relativa alta y una correcta ventilación. El objetivo es mantener una adecuada maduración del alimento para no perder los nutrientes nos aportan.

En Aliter Soluciones somos expertos en la aplicación de refrigeración para el tratamiento y conservación de productos perecederos, mediante el control de las condiciones de temperatura y humedad requerida para cada producto

Nuestros clientes más destacados, dentro de este sector, se engloban dentro de la industria alimentaria y bebidas. Trabajamos para multinacionales de bebidas gaseosas, compañías de alimentación internacionales, industrias de frutos secos, cárnicas, pescado, frutas y hortalizas.

Para conocer más sobre instalación de frío industrial para el sector de la alimentación, contáctanos. Nuestros especialistas en frío te darán todo el asesoramiento necesario.